Contribución nacional tentativa de Chile (INDC) para el Acuerdo Climático de París 2015

938

Chile se ha planteado en el concierto internacional como un país que busca apoyar una decidida acción climática, estando convencido que deben proveerse señales fuertes y sistemáticas en pos de los acuerdos climáticos que sean necesarios de lograr para hacer frente de manera coordinada al desafío climático.

Si en su momento eso significó tomar un liderazgo como país al propiciar —en forma pionera— el funcionamiento del mercado internacional del carbono, en los últimos años se ha ratificado con la generación de un portafolio de acciones nacionales apropiadas de mitigación (NAMAs por sus siglas en inglés), un inédito impuesto al carbono con vigencia desde 2017 en el país, su reciente Informe Bienal de Actualización presentado en la COP20, y planes de adaptación de carácter nacional y sectorial aprobados a nivel del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad del Gobierno de Chile.

En este sentido, el desafío actual para el país fue preparar una contribución nacional tentativa para el acuerdo climático, INDC, suficientemente robusta, seria y fundamentada en términos de propiciar una visión integral para abordar las distintas aristas del cambio climático que afectan a Chile.

La contribución de nuestro país está construida en base a tres ejes fundamentales: la “Resiliencia al cambio climático”, incluyendo los pilares de Adaptación y de Construcción y Fortalecimiento de Capacidades; “Control de las emisiones gases efecto invernadero”, que comprende el pilar de Mitigación; y el de “Apoyo transversal para la acción climática”, que considera como pilares tanto el Desarrollo y Transferencia de Tecnologías como el Financiamiento.

Descárguelo AQUÍ